Vestas presenta una nueva solución que convierte las palas de turbina con base epoxi en circulares, sin necesidad de cambiar el diseño ni la composición del material de las palas. Combinando una tecnología química recién descubierta, desarrollada en el marco de la iniciativa CETEC, y colaboraciones con Olin y Stena Recycling, la solución puede aplicarse a álabes actualmente en funcionamiento. Una vez desarrollada, eliminará la necesidad de rediseñar las palas o de depositarlas en vertederos cuando se retiren del servicio.

 

"Hasta ahora, la industria eólica creía que el material de las palas de las turbinas requería un nuevo planteamiento de diseño y fabricación para ser reciclable o, más allá, circular, al final de su vida útil. De cara al futuro, ahora podemos considerar las viejas palas de base epoxi como una fuente de materia prima. Una vez que esta nueva tecnología se aplique a gran escala, el material de las palas que actualmente se encuentra en los vertederos, así como el material de las palas de los parques eólicos activos, podrá desmontarse y reutilizarse. Esto marca una nueva era para la industria eólica y acelera nuestro camino hacia la circularidad", afirma Lisa Ekstrand, vicepresidenta y directora de Sostenibilidad de Vestas.

 

Hasta ahora, las palas de las turbinas eran difíciles de reciclar debido a las propiedades químicas de la resina epoxi, una sustancia resistente que se creía imposible de descomponer en componentes reutilizables. Esto ha llevado a muchos líderes tecnológicos a intentar sustituir o modificar la resina epoxi con alternativas que puedan tratarse más fácilmente. La solución de Vestas es posible gracias a un novedoso proceso químico que puede descomponer químicamente la resina epoxi en materiales vírgenes. El proceso químico se ha desarrollado en colaboración con la Universidad de Aarhus, el Instituto Tecnológico Danés y Olin, los socios del proyecto CETEC, una coalición de la industria y el mundo académico creada para investigar la tecnología circular de los álabes de turbina.

 

"El proceso químico recién descubierto demuestra que las palas de turbina con base epoxi, ya estén en funcionamiento o depositadas en un vertedero, pueden convertirse en una fuente de materia prima para construir potencialmente nuevas palas de turbina. Como el proceso químico se basa en sustancias químicas ampliamente disponibles, es muy compatible con la industrialización y, por tanto, puede ampliarse rápidamente. Esta innovación no habría sido posible sin la colaboración pionera del CETEC entre la industria y el mundo académico, que nos ha permitido avanzar hasta este punto", afirma Mie Elholm Birkbak, Especialista en Innovación y Conceptos de Vestas.

 

A través de una cadena de valor recién establecida, apoyada por el líder nórdico en reciclaje Stena Recycling y el fabricante mundial de epoxis Olin, Vestas se centrará ahora en convertir el novedoso proceso de desmontaje químico en una solución comercial. Una vez desarrollada, la solución marcará el comienzo de una economía circular para todas las palas de turbina existentes y futuras a base de epoxi.

 

"Como proveedor líder de soluciones para clientes de sistemas epoxídicos innovadores, Olin se enorgullece de apoyar la masiva expansión prevista de la energía eólica en todo el mundo. Utilizando tecnologías únicas, junto con nuestros socios, estamos preparados para recuperar moléculas y convertirlas en nuevos epoxis que puedan reutilizarse en las palas de las turbinas eólicas. Estamos encantados de aportar nuestra experiencia y nuestra huella de activos única a esta asociación, y de realizar soluciones de materiales sostenibles revolucionarias para las palas eólicas actuales y las del futuro", afirma Verghese Thomas, vicepresidente de Sistemas Epoxi y Plataformas de Crecimiento de Olin.

 

"En los próximos años, miles de turbinas serán desmanteladas o repotenciadas, lo que representa un importante reto para la sostenibilidad, pero también una valiosa fuente de materiales compuestos. Como uno de los principales grupos europeos de reciclaje con una amplia huella en Europa, tenemos un papel central en la transición hacia una economía circular. Vemos esta solución como una gran oportunidad para tomar parte en hacer una solución sostenible aún más sostenible y circular y estamos dispuestos a aplicar nuestra experiencia y conocimientos de reciclaje químico a este proceso", dice Henrik Grand Petersen, MD Stena Recycling Dinamarca.

 

Durante varias décadas, la producción de palas de aerogeneradores fabricadas con resina de base epoxi ha sido una práctica habitual en la industria eólica. En los mercados más maduros de la energía eólica, las primeras turbinas están llegando al final de su vida operativa y esta cifra aumentará en los próximos años. WindEurope prevé que unas 25.000 toneladas anuales de palas lleguen al final de su vida útil en 2025.

 

Una vez desarrollada, la nueva solución ofrecerá a Vestas la oportunidad de producir nuevas palas de turbina a partir de material de pala reutilizado. En el futuro, la nueva solución también señala la posibilidad de hacer de todo el material compuesto a base de epoxi una fuente de materia prima para una economía circular más amplia, que potencialmente abarque industrias más allá de la energía eólica.

 

Tomado y traducido de: Vestas.com

Organización: 
Vestas, Aarhus University, Danish Technological Institute, Olin
Etiquetas